10 Tipos de Penalizaciones de Google y cómo recuperarnos

Penalizaciones SEO de Google

Uno de nuestros enemigos más temidos en posicionamiento web, son las penalizaciones SEO. Ser señalado por el gran buscador, puede representar desde una pérdida de visitas puntual, ¡hasta la ruina de un proyecto digital! ?

Por ese motivo, en SEO Alive queremos hablarte sobre qué son las penalizaciones SEO, qué pueden llegar a suponer y, lo más importante de todo, cómo recuperarnos de una penalización. ¿Nos acompañas? ¡Vamos allá!?

¿Qué son las penalizaciones SEO de Google?

Cuando nos referimos a penalizaciones, en relación a Google, estamos hablando de medidas que impone el buscador cuando detecta que un sitio web está cometiendo infracciones a las directrices que la empresa tiene.

Estas directrices, aunque en ocasiones pueden ser algo difíciles de interpretar, lo cierto es que están accesibles públicamente y se van actualizando de forma constante. Son las directrices para webmasters de Google.

Tipos generales de penalizaciones de Google

En función de distintos factores, podemos encontrar diferentes tipos de penalizaciones. En cualquier caso, estos son los dos tipos generales de penalizaciones que suelen imponerse:

Penalizaciones algorítmicas

Las penalizaciones algorítmicas son aquellas que se sufren por no cumplir las directrices de Google en base al algoritmo que usa actualmente, para la búsqueda, rastreo, indexación y posicionamiento de los resultados de búsqueda.

El problema en estos casos es que Google cambia periódicamente su algoritmo, en teoría para mejorar su eficiencia. En contrapartida, a veces los webmasters se ven ante el reto de actualizar también la optimización de sus webs, para no sufrir penalizaciones en relación al nuevo algoritmo.

Penalizaciones manuales

Las penalizaciones manuales son aquellas impuestas por profesionales de Google, literalmente «a mano». No hay robots ni algoritmos en la acción, sino que se produce de forma expresa tras identificar una conducta o acción de un sitio web, que infringe las directrices del buscador.

Algoritmos encargados de detectarlas

Google ha actualizado desde siempre su algoritmo. Sin embargo, el año 2011 marcó un antes y un después. El lanzamiento del algoritmo llamado Google Panda, supuso un catalizador sin precedentes para algunas webs, pero también la llegada de penalizaciones SEO a otros sites, a un nivel que jamás se había imaginado que podría sufrirse.

Google Panda ?

Era 2011, y aún no se había extendido la frase de «el contenido es el Rey». Con Google Panda, comenzó a tomarse en serio esta afirmación.

Fue el primer algoritmo responsable de revisar el contenido de los sitios web y se hizo famoso por la cantidad y gravedad de las sanciones impuestas a infinidad de páginas en todo el mundo.

A partir de entonces, se estableció como una directriz general en SEO, que las páginas webs tenían que evitar tener poco contenido (thin content), contenido duplicado o contenido que no aportase valor al usuario. De hacerlo, Google Panda podría actuar con su característica ferocidad.

Google Penguin ?

En solo un año, Google hizo temblar a todos los profesionales SEO con Google Penguin, un algoritmo basado en el análisis de la optimización off page. En concreto, sobre los enlaces entrantes hacia nuestra web.

A partir de entonces, estos enlaces debían ser de calidad, un concepto que cada vez se ha ido haciendo más complejo, hasta convertir las estrategias de linkbuilding en auténtico arte.

¿Cómo sabemos que Google nos ha penalizado?

Al principio era difícil identificar una penalización. Por eso, si notábamos el más mínimo descenso en nuestras visitas, teníamos que revisar que estuviéramos cumpliendo las directrices de calidad de Google, en relación a las acciones manuales llevadas a cabo por el gigante de los buscadores.

La herramienta Search Console de Google facilitó esta tarea. Desde hace años, ofrece avisos de posibles penalizaciones que nuestro site sufre o podría estar sufriendo, si no realizamos acciones de optimización oportunas.

Desde SEO Alive, queremos ofreceros nuestro Software SEO con el que podréis, entre muchas opciones, identificar si habéis sido penalizados en algunas palabras clave gracias a su funcionalidad de «keywords perdidas», con la cual podremos detectar palabras clave que están cayendo y analizar si se debe a alguna posible penalización manual o algorítmica de una forma cómoda y sencilla.

Analisis de keywords para penalizaciones SEO
Vista de la funcionalidad «keywords perdidas» de nuestro software SEO

¿Nos penalizan toda la web?

Las penalizaciones de Google siempre han sido injustas. No porque se encarguen de sancionar aquellas estrategias incorrectas (muchas veces realizadas voluntariamente para intentar engañar al buscador), sino porque no distinguían entre página y sitio web.

Todo el website era penalizado, incluso aunque la infracción se limitase a un pequeño apartado de una página web. Obviamente, esta situación era insostenible y a día de hoy ya ha cambiado.

En la actualidad, Google ha desarrollado lo suficiente su sistema de penalizaciones, para que sea capaz de penalizar solo un path, una palabra clave, una sección de la web o incluso un resultado de búsqueda concreto.

Penalizaciones SEO más comunes

La cantidad y variedad de penalizaciones SEO que podemos sufrir son considerables. Sin embargo, la experiencia de los profesionales SEO nos permite identificar fácilmente cuáles son las penalizaciones más comunes:

Thin Content

Se aplica a las páginas con contenido pobre, escaso o de bajo valor. El ejemplo más frecuente, es el de las fichas de productos de tiendas online, donde apenas hay una frase describiendo lo que se vende.

Enlaces poco naturales a tu web

Tras Google Penguin debemos cuidar mucho los enlaces entrantes. La calidad de los mismos depende de muchos factores, entre ellos la naturalidad con que se producen. Un enlace poco natural, que claramente puede corresponder a un link comprado, será penalizado en cuanto se detecte.

Contenido duplicado

Duplicar contenido con fines SEO ya dejó hace tiempo de ser una estrategia recomendable. Es claramente penalizado por Google y, de hecho, de una forma tajante.

Además, es importante destacar que se considera contenido duplicado tanto si lo copiamos de contenido que tenemos en nuestra propia web, como si lo copiamos de otra web externa.

Cloaking

El cloacking es una de las primeras técnicas que usaban los webmasters para engañar al buscador y conseguir un posicionamiento SEO que, en realidad, no se merecían.

Consiste en ofrecer un contenido distinto al usuario y al buscador. ¡Hoy en día sigue siendo algo que se penaliza con contundencia!

Cloaking de imágenes

Una de las variantes más recurrente de cloaking es la que presenta al usuario imágenes, pero al buscador le ofrece contenido HTML.

El motivo de esta estrategia, es que las imágenes tienen menos recursos para posicionar que el contenido, por eso ofrecen elementos atractivos visualmente a los usuarios, pero el contenido por código que en teoría requiere Google de una página web.

Sneaky Redirects

Se puede identificar a los Sneaky Redirects como «redirecciones engañosas«. Son aquellas que se dan cuando se ofrece un contenido a los motores de búsqueda, para tener mejores opciones en los resultados mostrados, que no es real.

Cuando el usuario hace clic en el resultado, pensando en que va a acceder a un contenido que le interesa, en realidad es redireccionado a otro muy distinto.

Inyección de contenido malicioso – Hackeo

Si Google identifica que un sitio web intenta instalar contenido malicioso a un usuario, inmediatamente le aplica una penalización, para evitar que aparezca en los resultados de búsqueda.

Keyword stuffing

Algunos SEO’s hablan de Keyword stuffing, otros hablan de exceso en la densidad de palabras clave. No importa cómo quieras definirlo, lo cierto es que el uso inapropiado de palabras clave, con claros fines de sobreoptimización de una página web, es penalizable.

Contenido oculto

Otra técnica muy antigua de SEO y no recomendable es la de intentar posicionarse con contenido oculto.

Haciendo honor a su nombre, consiste en contenido (tanto legible como por código, por ejemplo enlaces), que se oculta al usuario, pero que sí se muestra al robot de búsqueda.

Uso excesivo de SPAM

Muchas penalizaciones SEO intentan frenar el SPAM. Hablamos de sites con excesiva cantidad de anuncios, banners, sistemas capturadores de clics y todo tipo de publicidad que pueda considerarse demasiado intrusiva.

¿Cómo recuperarnos de una penalización SEO?

Si nuestro sitio web sufre una penalización de Google, el principal objetivo a partir de ahora debe ser recuperarnos de dicha penalización.

El motivo es que puede extenderse si no la solucionamos y afectar a toda la web, sobre todo si reincidimos en los factores que han motivado dicha penalización.

Limpiar nuestro perfil de enlaces

Desde Google Penguin el tema de los enlaces es el más serio para un SEO, nadie hace bromas con ello. Los enlaces deben respetar escrupulosamente las directrices de calidad o tendremos un problema importante.

Si identificamos una penalización por enlaces, la estrategia más lógica sería eliminar dicho enlace. Pero no es del todo necesario. Podemos aprovechar la función de disavow de Search Console para, sencillamente, indicar a Google que no tenga en cuenta dicho enlace. Ni para bien ni para mal.

Curación de contenido

La penalización más difícil de afrontar es la relacionada con el contenido. Las secuelas de Google Panda seguimos sufriéndolas a día de hoy.

Si identificamos este tipo de penalizaciones SEO y las páginas sobre las que se aplica, tenemos dos opciones: Podemos eliminarlas o podemos optimizarlas e intentar obtener un rédito orgánico por ellas. La siguiente vez que el buscador rastree nuestra web, puede identificar la actualización de contenido (o la creación de contenido nuevo) y no solo eliminar la penalización, sino que también podría ofrecernos un posicionamiento muy favorable.

Conclusiones

Como agencia experta en posicionamiento en buscadores, desde SEO Alive queremos recomendarte que sigas las directrices de calidad para webmasters de Google si vas a emprender una campaña de posicionamiento para tus proyectos. En ellas, encontrarás toda la documentación necesaria para no incurrir en el pozo oscuro que son las penalizaciones SEO y del cuál es complicado salir ya que afecta directamente a tu visibilidad, tráfico orgánico y por tanto a tus posiciones en los rankings de las páginas de resultados.

Y tú, querido lector ¿Has sufrido alguna penalización SEO por parte de Google? Y si es así, ¿Qué estrategia has llevado a cabo para salir de ella? ¡Cuéntanoslo en la caja de comentarios! Te contestaremos lo más pronto posible. ¡Hasta la próxima!

Sobre el autor:

Ayúdanos compartiendo este artículo por favor

Artículos relacionados

2 comentarios en «10 Tipos de Penalizaciones de Google y cómo recuperarnos»

  1. Hola, muchas gracias por la información. Tengo un sitio en WordPress con woocomerce y he modificado mucho la estructura del sitio como la barra de menú, las categorías y sacado de la venta productos de la tienda. Pero esos productos y páginas nos las eliminé, sino que están en borrador. Las dejé así porque tengo entendido que eliminarlo traerá penalización. Esto es realmente así?
    Desde ya agradezco cualquier info al respecto.
    Saludos,

    Responder
    • ¡Excelente pregunta Claudia! Poner contenido en borrador cuando ya ha sido publicado es un error muy grave ya que tanto los usuarios como Google ya no podrán acceder y perderemos todo el tráfico orgánico asociado.

      En esos casos, lo necesario es hacer redirecciones (301) para no perder la autoridad de esas páginas o simplemente ocultarlas del menú y no eliminarlas ni ponerlas en borrador.

      Aquí tienes más info sobre las redirecciones 301= https://seoalive.com/redireccion-301/

      Ante cualquier duda, te ayudamos encantados :)

      Responder

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS