¿Está funcionando mi estrategia SEO? ¿Cómo sé si estoy haciendo las cosas bien? La respuesta para todo esto son los KPIs SEO.

¿¡CÓMO?! ¿Qué no sabes lo qué son? Tranquilo, te traemos la solución. Prepárate que empezamos:

¿Qué son los KPIs?

Antes de nada deberíamos empezar por definir los KPIs.

Los KPIs (Key Performance Indicators) son aquellas métricas que, con solo un vistazo, nos permiten conocer el estado de consecución de los objetivos establecidos en nuestra organización.

Es decir, aquellas métricas que nos permiten saber si nuestra empresa u organización va bien encaminada.

¿Qué son, por tanto, los KPIs SEO?

Los KPIs SEO son esas métricas claves para nuestro negocio, que nos permiten conocer el estado de nuestro posicionamiento en buscadores de manera rápida. Por ejemplo, tasa de conversión orgánica, número de sesiones orgánicas, porcentaje de rebote, …

Los KPIs SEO que deberías tener vigilados

Antes de empezar con esta lista, es recomendable saber que estos KPIs son nuestra selección. Cabe destacar que los KPIs variarán según la empresa en la que te encuentres y según la persona que tenga que interpretarlos.

No es lo mismo un blog corporativo que una zapatería online, ni tampoco es lo mismo un CEO que un técnico del departamento SEO.

Con esto queremos referirnos a que, como hemos dicho anteriormente, el valor de los KPIs está en tener un vistazo rápido del negocio. Por esta razón, no podemos tener un cuadro de mandos con 1.000 KPIs. Eso no es eficiente.

Además, posiblemente si eres CEO, quieras tener simplemente un vistazo de cada área de tu empresa y, de la parte SEO solo te interese el número de sesiones y la tasa de conversión. Mientras que si eres un técnico SEO, puede que necesites más datos como el tiempo de permanencia o el rebote orgánico.

Una vez dicho esto, empecemos con la lista:

1) Clics orgánicos

Clics en Search Console como uno de los KPIs SEO

Ejemplo de clicks e impresiones de uno de nuestros clientes en SEO Alive.

Otra de las métricas más importantes a tener en cuenta dentro del mundo SEO. Hace referencia a todos los usuarios que hacen clic en algunos de nuestros resultados orgánicos en Google para llegar a nuestra web.

Esta métrica puede obtenerse directamente desde Search Console.

En este KPI debemos tener en cuenta el momento del año en el que nos encontramos, puesto que si nuestro sector tiene muchas más búsquedas en diciembre es normal que nuestras visitas aumenten. Esto no quiere decir que nuestra estrategia SEO esté funcionando mejor.

En este apartado podría ser interesante, si lo ves oportuno, añadir algunos sub-KPIs para conocer la calidad del tráfico que estamos consiguiendo: tiempo de permanencia, páginas/sesión, … Etc. Todos estos datos puede obtenerse rápidamente desde Google Analytics.

2) Tasa de conversión orgánica

¿Cómo ganamos dinero? Independientemente del tipo de negocio que tengamos, siempre tiene que haber un objetivo: ventas, leads, … Con la tasa de conversión medimos la relación entra todas las visitas que estamos consiguiendo en nuestra web y los objetivos que estos usuarios están cumpliendo.

¿De que nos sirve recibir 1.000.000 de visitas orgánicas en nuestro ecommerce si no vendemos ni una sola camiseta?

Por esta razón, es de vital importancia tenerla siempre dentro de nuestro dashboard de KPIs SEO para poder realizar las investigaciones oportunas en el momento en el que veamos que empieza a tener tendencia negativa.

3) ROI o facturación SEO

Una métrica muy unida a la anterior. El ROI (Return On Investment) se define como el valor económico generado como resultado de la realización de una campaña, en este caso, de SEO.

Su fórmula es:

ROI = (Ganancias – Inversión) / Inversión

Su cálculo nos permitirá, lo primero de todo, saber si la campaña SEO que hemos realizado o estamos realizando está siendo efectiva para el negocio. Luego, con este cálculo, podremos justificar los gastos de nuestra campaña SEO y demostrar que nuestra estrategia está ayudando a alcanzar los objetivos de la empresa.

4) Tasa de rebote

Se podría decir que la tasa de rebote (estrechamente relacionado con el dwell time) es un factor de posicionamiento. Puesto que si Google ve que muchos usuarios que hacen clic en nuestro resultado, y luego vuelven a las SERP para hacer clic en el siguiente resultado, entenderá que nuestro resultado no es relevante para esa palabra clave y nos bajara posiciones.

Por esa razón, siempre es importante tener un pequeño control de la tasa de rebote media de nuestra página, así como las páginas con un porcentaje de rebote más alto de lo normal.

¿Por qué?

Imagínate que para una categoría de tu ecommerce se han roto las imágenes. Eso espantará a todos tus usuarios.

Monitorizando la tasa de rebote nos podremos dar cuenta de fallos como este y arreglarlos antes de que causen una caída de nuestros rankings.

5) Índice de visibilidad

El índice de visibilidad como KPI SEO

Ejemplo del índice de visibilidad en Sistrix

Como todos sabemos el índice de visibilidad es una métrica que mide la visibilidad de nuestra web en los buscadores. El más común, y uno de los mejores, es el de Sistrix que mide nuestra visibilidad en Google.

Una de los factores que nos hace decantarnos por esta métrica es que es atemporal, es decir, no está influenciado por el momento del año en el que nos encontramos.

Este hecho nos permite tener una visión más clara sobre nuestra estrategia SEO puesto que fijarnos solo en las sesiones orgánicas podría inducirnos a error si no tenemos en cuenta la estacionalidad de nuestro servicio.

6) Backlinks

Todos sabemos que los backlinks están dentro del top 10 de factores SEO. Por eso, si queremos tenerlo siempre controlado, lo mejor es que lo añadas a tu lista de KPIs SEO.

Normalmente se va a tratar de una métrica con un crecimiento muy tímido, pero ¿qué pasa si nos encontramos, de la noche a la mañana, con un crecimiento del 1200%?

Es común que alguna web nos enlace, y si ese enlace se encuentra en el footer, menú o sidebar, el número de enlaces crecerá drásticamente.

Lo mejor es tener vigilado el número y comprobar que los grandes crecimientos/caídas en el número de enlaces entrantes no afecte negativamente a nuestro posicionamiento.

(NOTA: vigilar también los ataques de SEO negativo  😉)

7) Posición en los rankings

Normalmente todas las webs tienen su buque insignia del SEO, es decir, esa página o páginas que están funcionando muy bien a nivel de posicionamiento y que trae la mayoría de visitas orgánicas de la web.

Tener estas páginas localizada y vigiladas nunca está de mal, puesto que una leve caída en las posiciones de estas palabras clave puede suponer una gran pérdida para la web.

8) Tráfico SEO de marca vs no marca

Dentro de este KPI debemos hacer una distinción, puesto que depende del sector este KPI será más importante o menos.

Aunque en la mayoría de sectores, el tráfico orgánico de marca podría considerarse como tráfico SEO, como podría ser por ejemplo:

«auditoria seo seoalive»

Sí, están buscando una auditoría SEO, pero al añadir SEO Alive, están buscando específicamente que sea SEO Alive la empresa que haga esa auditoría SEO. Es muy complicado que no aparezca tu web cuando alguien busca tu marca, ¿no?

Mira ahora este caso:

Problemas SEO de marca

Nos encontramos con que para las palabras clave de este restaurante se están intentando posicionar TripAdvisor y otros muchos. Esto es especialmente común en el sector de la restauración (con TripAdvisor, Deliveroo, Just Eat, …) y en el sector de la hostelería (con Booking, TripAdvisor, …).

¡Hay veces que incluso pujan en SEM por el nombre de marca!

Por esta razón, es importante tener siempre un ojo en cuánto tráfico orgánico estamos consiguiendo atraer que no sea de marca, pero siempre que estemos bien posicionados por nuestras palabras clave de marca.

Por último, para poder calcular este KPI SEO te recomiendo que uses el filtro de consulta que hay en Search Console:

Calcular KPI SEO de marca con Search Console

O, si sabes manejarte con las hojas de cálculo y expresiones regulares, te recomiendo que exportes los datos de Search Console y uses la fórmula de REGEXMATCH.

9) Top páginas de salida

Las páginas de salida son la última página que visita un usuario antes de marcharse de la web. No nos confundamos, el usuario tarde o temprano tiene que salir de nuestra web. Lo importante es que salga por la puerta correcta y no por la ventana 😉

Por esta razón, nunca está de mal tener bien vigiladas el top de páginas de salida o las páginas con mayor porcentaje de salida. De esta forma, podremos controlar que la gente está abandonando nuestra web una vez haya cumplido el flujo que tenemos diseñado para los usuarios y que no haya fallos en el mismo (errores de diseño, redirecciones extrañas, errores técnicos, …).

10) CTR

El CTR o Click Through Rate es la relación entre el número de clicks que obtiene nuestro resultado en la SERPs y el número de impresiones que recibe. Es decir:

CTR = Clicks / impresiones

Obviamente, cuanto más alto sea mucho mejor, puesto que eso significará que nuestro sitio web está siendo atractivo para los usuarios. Por esta razón, es importante tener el CTR orgánico dentro de nuestros KPIs SEO y controlar el CTR de las secciones más principales de nuestra web.

En caso de que veas que empieza a bajar, tendrás que ir a las SERPs para fijarte en que está ocurriendo: nuevos featured snippets, nuevos players, se ha cambiado el title o la meta, favicon, … ¡Puede haber muchas explicaciones!

Conclusión

Esperamos que este pequeño listado de KPIs SEO te haya servido para despertar tu gusanillo y tus ganas de crear un dashboard con los KPIs que sean más efectivos para tener controlada tu estrategia SEO.

Recuerda que nos tienes a tu disposición en los comentarios para cualquier tipo de duda o consulta.